Translate

16/11/15

Nueva especie evoluciona ante nuestros ojos: Exitosa mezcla de lobos, coyotes y perros

El coywolf ahora en números rondando los millones, de acuerdo a la investigación.


Una nueva especie que combina lobos, coyotes y perros está evolucionando ante los ojos de los científicos en el este de Estados Unidos.
Los lobos se han enfrentado con una disminución del número de parejas potenciales y están bajando sus estándares y apareamiento con otras especies similares, informó El Economista. El mestizaje comenzó hace 200 años atrás, cuando los colonos europeos empujados hacia el sur de Ontario, despejaron el hábitat del lobo para la agricultura y matarón a un gran número de las familias de lobos que vivían allí. Esto también permitió que los coyotes se extendierán a las praderas, y los agricultores trajeron perros a la región.
Con el tiempo, los lobos comenzaron a aparearse con sus nuevos vecinos, genéticamente similares. La descendencia resultante - que ha sido llamado Coyote del este, o para algunos, el coywolf - ahora se cuentan por millones, de acuerdo con investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.
Los animales mezclados entre especies suelen ser menos vigorosos que sus padres, The Economist informó, si la descendencia sobrevive en absoluto. Ese no es el caso con el híbrido lobo-coyote-perro, que se ha convertido en una suma mayor que el conjunto de sus partes. Con cerca de 55 libras, el animal híbrido es aproximadamente dos veces más pesado que un coyote estándar, y sus mandíbulas más grandes, las piernas más rápidas y su cuerpo musculoso le permite tomar hasta pequeños ciervos e incluso cazar alces  tanto en terreno abierto y bosques densos.
Un análisis de 437 animales híbridos encontró que el ADN del coyote domina su composición genética, con alrededor de una décima parte de su ADN de los perros, perros por lo general más grandes como Doberman Pinscher y pastores alemanes, y una cuarta parte de los lobos.
El grito del animal comienza como un aullido de lobo profundo campal que se transforma en ladridos más agudos, como un coyote.
El perro en el ADN del coywolf puede llevar a una ventaja adicional. Algunos científicos creen que el animal híbrido es capaz de adaptarse a la vida de la ciudad - que ni los coyotes o lobos han logrado hacer - porque la ascendencia del  perro le permite tolerar la gente y el ruido. Coywolves se han extendido a algunas de las ciudades más grandes del país, incluyendo Nueva York, Boston y Washington.
El mestizaje permite al animal diversificar su dieta y comer alimentos desechados, junto con roedores y pequeños mamíferos, incluyendo gatos, y han evolucionado hasta convertirse nocturnos para evitar al ser humano.
Algunos de los animales también son lo suficientemente inteligentes como para aprender a mirar a ambos lados antes de cruzar las carreteras.
No todos los investigadores están de acuerdo con que el coywolf es una especie distinta, con el argumento de que una especie no suele cruzarse con otra, a pesar de la existencia del híbrido plantea la cuestión de si los lobos y los coyotes son especies distintas en el primer lugar.
Pero los científicos que han estudiado el animal dicen que la mezcla de genes ha sido mucho más rápida, extensa y de la transformación nadie se había dado cuenta hasta hace muy poco.
"Esta increíble historia contemporánea de evolución ha sucediendo justo debajo de nuestras narices", dijo Roland Kays, investigador de la North Carolina State.
A continuación le mostramos al Coywolf:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...