Translate

8/7/14

6 objetos malditos que realmente existen


Siempre hemos oido sobre cosas malditas en peliculas y cuentos.
Un montón de artículos con terribles maldiciones sobre ellos, que pueden lastimar y acosar o personas que son asesinadas. Aquí en ASOMBROSO le traemos seis cosas que usted nunca quisiera tener o encontrarse.


1- La silla de Thomas Busby
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist

¿Tienes una silla favorita en tu casa? Considera la posibilidad de maldecirla antes de tu muerte para que nadie más pueda sentarse en ella sin morir. Eso es lo que Thomas Busby hizo en 1702, justo antes de ser ejecutado por estrangular a su suegro por sentarse en su silla. Supuestamente 63 personas que se han sentado en la silla han tenido muertes prematuras, a veces pocas horas después de haberse sentado en la silla de Busby. En 1972, el Museo de Thirsk en realidad tuvo que quitar la silla del techo para evitar que la gente se suicidara en ella. Es decir la gente que queria cometer suicidio trataba de sentarse en la silla, interrumpiendo la paz del museo.

2- La muñeca Annabelle 
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist

Comprada en una tienda de antigüedades en 1970, una mujer le dio una muñeca raggedy a su hija, Donna, que estaba en la escuela de enfermería. Donna y una compañera de piso Angie siempre que regresaban a casa encontraban a la muñeca en diferentes posiciones y diferentes lugares. Entonces la muñeca comenzó a dejar  notas que decían "auxilio". Y entonces encontraron a la muñeca con sangre en ella. Un psíquico les dijo que la muñeca estaba poseída por el espíritu de una niña llamada Annabelle, que había muerto en el lugar donde su complejo de apartamentos había sido construido. Pero un amigo de las chicas, Lou, pensó que había algo más siniestro en Annabelle, y dijo a sus amigas que se deshicieran de ella. Fue entonces cuando Annabelle fue a visitar a Lou, levitó hasta su cuerpo y lo estranguló hasta que se desmayó. La noche siguiente, los compañeros escucharon lo que sonaba como alguien en la habitación de al lado; Lou fue a investigar; las chicas le oyeron gritar y se lanzaron a encontrar a Lou con dos marcas masivas de garras en el pecho, aunque no había nadie más en la habitación ... excepto Annabelle. Las chicas llamaron a  Ed y Lorraine Warren, la gente que investigaron la casa de Amityville - estos decidieron que la muñeca era en realidad un conducto hacia el infierno que un demonio estaba usando. Dos exorcismos no funcionaron, y ahora la muñeca se encuentra detrás de una de las causas de vidrio en el Museo Warrens de lo Oculto, donde todavía se mueve.

3- La pintura del niño llorando
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist

He aquí los hechos: el artista italiano Giovanni Bragolin pintó un cuadro de un niño llorando que inexplicablemente se hizo muy popular en la década de 1950 y tuvo muchas impresiones realizadas. En 1985, el periódico británico The Sun siempre confiable informó que un bombero afirmó haber encontrado estas impresiones en múltiples casas destruidas por el fuego ... aunque las impresiones estaban perfectamente bien. Al parecer, los bomberos británicos estaban ya tan bien asustados por este fenómeno que ninguno de ellos permitía que las copias de la pintura estuviera en sus propios hogares. Más incidentes de las impresiones que quedaron indemne en incendios en hogares se sucedieron, tanto antes como después de que el artículo se registrara, y de repente una historia surgió que la pintura era de un huérfano cuya casa se ​​había quemado.

4- El Jarrón Basano 
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist

Digamos que usted está cavando alrededor de su patio y descubre un jarrón de plata italiano del siglo 15. En el interior del vaso había una nota que decía: "Ten cuidado ... este jarrón trae la muerte." Usted enterraria inmediatamente de nuevo el jarrón, tiraría un montón de tierra sobre el, y se fuera a emborracharse, ¿verdad? Bueno, quien encontró el jarrón en 1988 era una especie de idiota, porque él tiró la nota y vendió el jarrón a una casa de subastas. El jarrón fue comprado por un farmacéutico que, por supuesto, murió tres meses después. Un cirujano compró el jarrón, y murió dos meses más tarde, a pesar de tener sólo 37 años de edad. Después un arqueólogo lo compró, murió dos meses después. El siguiente propietario murió dentro de un mes. Según algunos periódicos italianos, la policía confiscó el jarrón y lo enterró de nuevo en una caja de plomo en un lugar desconocido.

5- El coche de James Dean
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist

El actor James Dean amaba a su Porsche Spyder de 1955. El lo había personalizado extensamente  y cariñosamente lo llamaba su "Pequeño Bastardo". Al parecer, el coche fue tan visiblemente diabolico que Sir Alec Guinness, al reunirse con Dean para un almuerzo, exclamó " Si te metes en ese coche, se te encontrará muerto a esta misma hora la próxima semana. "Y Dean fue encontrado muerto. Pero la maldición no se detuvo allí, cuando los mecánicos intentaron reparar el coche destrozado, cayó en uno de ellos, aplastandole las dos piernas, el nuevo propietario del coche vendió el motor y la transmisión a dos corredores, uno perdió el control, chocó contra un árbol y murió al instante .., el otro resultó herido cuando su automóvil se trancó y se dio la vuelta,  dos ladrones que trataron de tomar piezas del coche fueron ambos heridos, el coche fue luego donado a una exhibición de la seguridad de la Patrulla de Caminos de California, la primera exposición se incendió, y el coche cayó sobre un estudiante en la segunda, rompiendo su cadera, incluso se las arregló para aplastar y matar a un conductor de camión que lo transportaba. El coche desde allí ha desaparecido, que es probablemente lo mejor.

6- La Caja Dibbuk
7 Terrifying Cursed Objects That Actually Exist
En el folklore judío, un dibbuk es un espíritu maligno. Supuestamente, un sobreviviente del Holocausto convocó accidentalmente al demonio durante el uso de un tablero de Ouija hecho en casa, pero se las arregló para atraparlo en el interior del gabinete del vino. Kevin Mannis compró la caja en una venta de bienes en 2001, e inmediatamente comenzó a tener pesadillas acerca de una bruja malvada - como lo hicieron los amigos que se quedaron con él. Mannis dio la caja a su madre, que sufrió un derrame cerebral en el mismo día. Propietarios posteriores de la caja también se han afirmado que la dibbuk ha aparecido en sus pesadillas también. El último propietario fue Jason Haxton, Director del Museo de Medicina Osteopática, quien no sólo tenía pesadillas, también desarrolló una extraña enfermedad de la piel y comenzó a toser sangre. En ese punto, Haxton se contactó con sus rabinos locales, selló al Dibbuk de nuevo en la caja, y luego lo escondió del mundo. Gracias, amigo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...